Lo inevitable en formatos de texto

Hoy sucedió lo inevitable (por ahora)… mi hermano recibió por correo electrónico un documento en formato .docx , el nuevo formato de Microsoft Word 2007, se trataba de una simple lista de personas que participarían en un evento en su escuela y necesitaba revisarla, editarla y pasarla a uno de los organizadores, el problema era que nuestra versión de MS Office no abría dicho formato. Este contratiempo lo salvó comunicándose con la persona que le envió la información y pidiéndole que la reenviara en otro formato, por lo que la lista llegó dentro del cuerpo del correo electrónico y asunto arreglado (también por ahora).

Lo que me inquieta es ¿qué va a pasar cuando vuelva a recibir un documento con este nuevo formato y no pueda abrirlo, pero además no pueda comunicarse con la persona o no sea viable hacerlo de inmediato para que le envíe la información en otro formato?.

Una opción es comprar el software: por lo que me puse a investigar precios:

En Sam’s Club el precio de la versión Hogar y Estudiantes (Home and Students) es de $1839 algo así como 167 dólares; esta versión incluye, según el sitio de Microsoft, Excel, Word, Powerpoint y OneNote 2007.

Como esto es lo que regularmente se usa aquí en la casa me apegué a esta versión y busqué en Sanborns: El precio es de $1999 o 181 dólares aprox., más caro que en Sam’s.

Definitivamente no dispongo de la lana para cubrir el gasto, tenemos dos PCs donde se necesita el software, de comprarlo en la primera opción habría que desembolsar $3678 o 334 dolarucos, la verdad prefiero seguir teniendo internet por unos meses más, así que vamos a la segunda opción:

Introducir de lleno OpenOffice.org, pues además está instalado en las dos máquinas y la que más la usa es mi madre porque en este software le fui enseñando a procesar textos. Mi hermano es el que más se ha resistido ausarlo, no se acostumbra fácilmente al cambio en la distribución de las opciones y los menus para la edición del texto (aunque es mínimo) en Writer y se desespera, pero ahora no va a tener de otra, la conveniencia de adoptar este software es innegable: no cuesta tanto como el otro.

OpenOffice.org puede descargarse de internet y usarse en cuantas máquinas queramos de forma casi gratuita, pues por lo menos tienes que pagar la luz, el teléfono y el internet para poder bajarlo, y si necesitas transportarlo fuera de la red, un quemador y un cd en blanco para quemarlo, pero ya es menos el golpe; incluso puedes ir a un café internet con banda ancha, bajarlo y quemarlo, no creo que te cobren más de $25 o $30 según el tiempo que tarde en descargar que te aseguro no debe ser más de 1 hora.

Sin embargo esto no resuelve mi problema inmediato: que empiezan a llegar archivos con esos formatos nuevos. Así que voy a tener que adoptar algunas medidas de transición ya que el soporte para los nuevos formatos de MS Office en OpenOffice.org aun no se han implementado aunque hay información de que incluso MS colaborará en esta tarea.

Voy a necesitar descargar un poco de software pero eso corresponde a otra entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s